TRENES Y SOLDADOS

¿Y LO MIO PARA CUANDO?

Hace 28 años, el 21 abril 1992, se inauguró la línea del AVE Madrid-Sevilla.

Actualmente la red de Alta Velocidad suma 3.402 kilómetros, llegando a más de 30 ciudades tan emblemáticas como Antequera y Villena, por ejemplo.

Tenerlo proporciona un innegable atractivo para el turismo, además de ser un gran medio para viajes laborales, ahorrando tiempo en vuelos o peligrosos desplazamientos por carretera, entre Bilbao-Madrid, que tantos profesionales realizan semanalmente.

Y mientras en Euskadi, seguimos sin contar con él, y ni se sabe cuándo lo tendremos, restando competitividad a las empresas vascas al tener menos medios de transporte que las del resto del país.

Las excusas del gobierno vasco, son como las del niño descubierto cometiendo una travesura; “fue culpa de fulanito o menganito”. Pero nunca suya. Obviamente aquí, la culpa como siempre es de Madrid, gobierne quien gobierne.

El PNV ha tenido una oportunidad de oro, al negociar con PSOE su apoyo a los presupuestos generales, para exigir la finalización definitiva de las obras. Pero en cambio ha logrado el abandono de un cuartel por parte del ejército. Habrá que seguir madrugando y jugándonos la vida en la carretera para ir a Madrid, que lastima.

Comparte En Tus Redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp

7 respuestas a «TRENES Y SOLDADOS»

  1. Hombre pues yo he ido a Cordoba en transporte público (autobús hasta Madrid+metro hasta la estación de Atocha+AVE) y la verdad me hubiese salido más barato viajar en avión. El billete de AVE es carísimo. Y yo por pedir, más bien pediría a los Reyes Magos poder ir en AVE a Paris y no tener que hacer dos transbordos como ahora. A ver si hay suerte. Así y todo seguro que es más rentable en tiempo y dinero el ir a Paris en avión.

  2. Que bueno! Amigo Roberto,recuerdo aquel viaje a Lisboa perfectamente,con todos los sucedidos que tuvimos por el camino,cada uno más divertido que el anterior.
    Un viaje inolvidable que nunca olvidaré pero que forma parte del pasado y allí es donde debe estar.
    La realidad de ahora es muy diferente y no puedo estar más de acuerdo contigo con el hecho de que necesitamos un AVE moderno y eficaz y me temo que también impersonal pero que nos ponga a la altura del resto de Europa

  3. A nivel nacional hace muchos años que se apostó por el transporte por carretera, en detrimento del TREN y del TRAFICO MERCANTE MARITIMO COSTERO, tanto para el trafico de mercancías, como de pasajeros… Y así seguimos… Y seguiremos… De todas formas para los que tenemos ya unos años, hemos viajado mucho tirando a demasiado, y recordamos la AVENTURA que era circular en tren por España en los ” Expresos ” de antaño, yo incluso he conocido y viajado en trenes tirados por locomotoras de carbón, o por las magníficas MIKADO de caldera a FUEL, esto del AVE es una aburrida modernez que le ha quitado al viajar en tren todo su encanto.

    Se hacían amistades, se compartían vituallas, se DISTRUTABA del viaje. ¿ Que habrá sido de la señora que al llegar el expreso nocturno de la Coruña sobre la una de la madrugada a LEON, pregonaba por el anden: ¡¡¡ Hay mantecados de Astorga !!!, mientras tu, adormilado en tu compartimento pensabas, – ” León, ya debe ser la una “. ¿ Y los cafés con leche de los bares de las estaciones ?, Miranda del Ebro, Venta de Baños, y tantas otras. Pues desaparecidos en combate. Aquello era algo que asombraba de ver, el arte con que preparaban DOCENAS DE CAFES, en un decir ” Jesús ” cuando coincidían dos expresos en la estación y paraban para cambiar de máquinas, o intercambiar vagones de pasajeros entre ellos, y el personal bajaba unos minutos a estirar las piernas y hacer una parada en el bar. ¿ Como ahora verdad ?, que los antros franquiciados de comidas de las estaciones del AVE, o son caros y malos autoservicios, o están atendidos por despistados camareros para los que preparar ” Un cortado ” es algo que necesita un manual de instrucciones , y tiempo, muuuuucho tiempo.

    ¿ AVE como innegable ATRACTIVO PARA EL TURISMO dice usted ?, si esta bien, yo lo he usado un par de veces, pero los trenes de antaño le dan al AVE en ese aspecto PAN CON SOPAS.

    Y me voy a callar lo que opinó del ” Trenecito CHU-CHU de la bruja piruja ” que es ese engendro llamado ” La Y vasca “.

    Me permito acabar con una anécdota al respecto ocurrida en mi niñez. Tendría yo cinco años y volvía con mi madre de Burgos en un compartimento de tercera del expreso a Bilbao, en el cual además de nosotros dos y de otras tres personas, se encontraban una pareja de la guardia civil, con capote, tricornio, mosquetones, cartucheras, y que llevaban entre ellos a un detenido esposado. Yo, enfrente de los tres, alucinando, asustado , y sorprendido, y todos los demás, guardias civiles y detenido incluido, al que por cierto no se le notaba para nada preocupando, hablaban tranquilamente entre ellos, intercambiando comida, interesándose por sus vidas, y de vez en cuando mirándome sonrientes. Así que venga AVE, mejora esa INNEGABLE ATRACTICO … No puedes, ni podrás

    1. Lo de “cualquier tiempo pasado fue mejor”, me parece como mínimo cuestionable. Tendemos a idealizar los tiempos pasados y cuanto mas antiguos mejor, olvidándonos de lo malo de ellos y recordando solo lo bueno. Yo también vivi los tiempos que indica en su carta, de hecho hice un viaje en tren Bilbao-Lisboa ida y vuelta con transbordo de mas de una hora en Miranda de Ebro para enganchar con el Paris-Lisboa, con vivencias que no tienen desperdicio.
      A saber; la ida la hicimos en un compartimento de seis literas un amigo y yo, con cuatro vendimiadores portugueses que regresaban de Francia, todo el dinero ganado lo llevaba uno de ellos, en una bolsita colgada de su cuello, y recuerdo perfectamente su mirada cuando me di cuenta de ello, es de las que no se olvidan.
      La vuelta la hicimos en un vagon con una pareja de estudiantes salmantinos y un bilbaino maduro que volvia de visitar a una angoleña “amiga” suya que habia conocido en un puti-club en España, antes que la expulsaran de nuestro pais. La angoleña vivia con su marido e hijos en unos barracones junto al aeropuerto cedidos por el gobierno a repatriados de la antigua colonia. El marido amablemente le cedio el lecho conyugal las noches que paso nuestro compañero de viaje en la capital lusa a cambio de unos “regalos” que el maduro bilbaino les llevo. Estas son las historias que se contaban, mientras compartiamos queso, pan y embutidos, cortados a navaja.
      Todo esto es muy “novelesco”, pero lo que Vd. no menciona es el olor a rancio, la eterna espera en las estaciones y una inevitable sensación de vacio que te acompañaba todo el viaje.
      Cierto es que las franquicias actuales que dominan las cafeterias de las estaciones de tren, son absolutamente impersonales y con unos precios desorbitados, pero a la vez están limpias, y tienen todas lo mismo, que es a la vez ventaja e inconveniente.
      Y si, yo quiero el AVE en Bilbao, ya, para poder ir a Madrid y a Cordoba, andando desde mi casa. Y la incompetencia del gobierno vasco por no lograrlo es manifiesta. Quiero vivir estos nuevos tiempos, y quiero hacerlo ya.

      1. Lo que usted llama ” Olor a RANCIO ” yo lo recuerdo como olor TRADICIONAL y AÑEJO, y por supuesto para nada desagradable. No como ahora, en que la mezcla de olores a perfumes, colonias, lociones, ambientadores, etc, etc, etc, y demás ” Menforsanes “, que te invaden en cuanto subes en un AVE forman un desagradable y MAREANTE coctel. Pero bueno, es cuestión de gustos.
        Lo que no entiendo es eso de que ANTES al viajar en los trenes de antaño ” Una inevitable sensación de vacío te acompañaba todo el viaje “, ¿ Y ahora no ocurre lo mismo ?. Al viajar A VECES te acompañaba antes, te acompaña ahora, y te acompañará en un futuro cuando viajemos en naves espaciales, una sensación de VACIO, pero ¿ Es por el medio de transporte ?, yo creo que no, que esa sensación de VACIO más bien va asociada al MOTIVO del viaje.
        Lo que me hace gracia es lo de ” Las ETERNAS esperas en las estaciones “, porque sobre este tema podríamos hablar de las largas esperas en los MODERNOS AEROPUERTOS, que además no tienen una CANTINA en condiciones, para tomarte algo, como las tenían las antiguas estaciones de tren. Cada vez con más frecuencia se abren los informativos con imágenes ESPELUGNANTES de gentes tiradas en los MUY MODERNOS AEROPUERTOS, durante días, y días, cargados de maletas, niños, mascotas, etc, etc, etc. Esos seguro que esos si experimentan una sensación de VACIO al viajar, y de las grandes. ¿ Acabará pasando lo mismo en el AVE y en sus estaciones ?, estoy seguro que si ya que noticias al respecto empieza a salir con cierta frecuencia en los noticiarios.
        Y referido a lo nuestro, al AVE de Bilbao a Madrid, acabo con una PREOCUPACION . Si hacen lo del AVE de Bilbao a Madrid van a pegar un impresionante cambio más a Bilbao, y me refiero a la TOTAL REMODELACION de la Estación de Abando y alrededores. Y conociéndoles MIEDO ME DA. Piense que ahora tenemos a la zona más degradada, marginal, y peligrosa de Bilbao, es decir a la calle San Francisco y sus zonas aledañas, relativamente SEPARADA del resto de la ciudad por las trincheras ferroviarias y las vías de la estación de Abando. El proyecto para remodelarla va a consistir en ELIMINAR esa barrera, y eso lo han RECALCADO muy especialmente desde el PNV, para con ello VERTEBRAR mejor Bilbao, y entre otras cosas, COMUNICAR a nuestro particular ” Harlem “, con el resto de la Villa.
        En resumen y cerrando el circulo, no solo añoro los trenes de antaño con respecto al AVE, es que cada vez añoro más al RANCIO Bilbao de antes comparándolo con este de ahora. Por lo tanto ” Como nos han cambiado los trenes y como nos han cambiado a Bilbao “, y para mi, AMBOS, a peor.

        Pako

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Roberto Rodriguez Vesga.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Sered.net que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.