LIBERTAD O IRRESPONSABILIDAD

LA LIBERTAD INDIVUAL TERMINA CUANDO DAÑA AL PROJIMO

Las últimas declaraciones de Novak Djokovic me hacen dudar acerca de lo inapropiado de su postura.

El ser deportista de éxito mundial, con conversación pausada, comparado con Jesucristo en su país natal y defensor de su libertad individual, incitan a pensar que quizás tenga razón.

¿Quién puede obligarle a introducir sustancias en su cuerpo que él no desea?, y además, ¿está probado que el estar vacunado reduce la posibilidad de contagiar el virus?

Solo creemos lo que queremos creer, y siempre encontraremos lo que queremos creer en internet.

Pero no lo digo yo, sino el Instituto Pasteur y la Agencia de Salud Pública del Reino Unido. Y sus respectivos estudios; ‘Epidemiología del SARS-CoV-2 en una población vacunada e implicaciones para el control de un rebrote’ e ‘Impacto de la vacunación en la transmisión domiciliaria del SARS-COV-2 en Inglaterra’.

Estos estudios indican que los no vacunados tienen un riesgo 12 veces mayor de transmitir el Covid-19 que las personas vacunadas. Podemos seguir defendiendo la libertad individual, por encima de todo, pero esta libertad individual debe acabar cuando afecta la integridad del resto de la población.

Y esto es simple y llanamente lo que sucede en este caso.

Comparte En Tus Redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

2 respuestas a «LIBERTAD O IRRESPONSABILIDAD»

  1. “Solo creemos lo que queremos creer, y siempre encontraremos lo que queremos creer en internet.” No creo que sea así. Lamentablemente solo nos han dejado creer en un discurso que, a mí personalmente, me cuesta mucho seguir.

    Sinceramente, desde el principio me pareció ligeramente sospechosa la alineación de todos los medios de comunicación. Cualquier duda, puesta en cuestión o planteamiento alternativo es tratado de negacionismo o complotismo antivacunas. La censura de voces cientificas disidentes a nivel de redes sociales, internet y demás medios de comunicación ha sido brutal durante toda la pandemia. Encontrar información contradictoria de rigor (no me refiero a video conspiranoicos) es dificilísimo. Y no porque no exista si no porque es censurada o simplemente, y lo que hoy en día es casí lo mismo, apartada de los medios mainstream.

    No hay lugar a los matices en esta nueva religión. O crees o no crees. Y mucho cuidado si no crees. Algo así como lo que deben de vivir en China o Corea del Norte, o se vivó en la España de la Inquisición.

    Han pintado la vacuna como el elixir que nos ha salvado. Que, en teoría, reducía los contagios. Sin embargo el mayor número de contagiados se ha producido con la mayoría de la población vacunada. Que, en teoría, tenía efectos duraderos. Cuando se ha demostrado que es de eficacia limitada (¿Cuantas veces nos tendremos que vacunar?)

    Nunca me han gustado los totalitarismos (hay que vacunar a todo el mundo) ni a los que me lo quieren imponer. Me gusta la prudencia, la responsabilidad (que bonita palabra), la lógica. Desde mi ignorancia cientifica y aplicando el sentido común (lo único que puedo aplicar al no cree en el pensamiento único), pienso que para no colapsar el sistema sanitario sería suficiente con vacunar a la población de riesgo y al que quiera hacerlo libremente. Y sí, lo siento, me cuesta mucho creer en mi potencial peligrosidad por no estar vacunado por mucho que haya “estudios cientificos” que me lo indiquen. (No soy antivacunas ni negacionista, solo pienso distinto: ¿Es posible?)

    Al que miente me cuesta creerle.
    Al que censura me cuesta creerle.
    Al que somete por opinar distinto me cuesta creerle.
    Al que trata como ganado a las personas me cuesta creerle.
    Al que intenta meter con calzador algo en el cuerpo (en pos del “bien común” -yo te digo lo que es el bien común con mi máquina mediática, tu mejor no pienses y vacunate porque si no eres un potencial asesino y no podrás ir al cine ni al bar- sin conocer su alcance, duración y efectos) me cuesta creerle.

    Lamentablemente lo que sí creo es que, en esta crisis, muchas libertades (no solo la de inocularse) han sido sacrificadas en nombre de la integridad colectiva… pero eso solo lo apreciaremos con el tiempo. Pan para hoy hambre para mañana.

    A los que creen en el nuevo dogma les respeto y les regalo esta frase cristiana tan acertada para estos nuevos tiempos que corren “CREO SEÑOR PERO AUMENTA MI FÉ.”

    Agur, Agur.

  2. Interesante cuestión, que tras meditarla un rato he llegado a una conclusión favorable a la conducta de Novak. Y ya que mencionas que Novak en su país es poco más o menos un nuevo Jesucristo, he sacado mi conclusión basándome en unas declaraciones del digamos ” Nuestro Jesucristo Nacional “, es decir Don José María Aznar.
    Don José María Aznar en el año 2007, siendo Presidente del Gobierno, y en un acto celebrado en Valladolid ante lo más granado del gremio de los bodegueros de Castilla y León, dijo lo siguiente. ” A mí no me gusta que me digan las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber “, para añadir a continuación lo siguiente dirigido a la DGT y a su campaña para no coger el coche si se ha bebido: ” Déjame que las beba tranquilamente mientras no ponga en riesgo a nadie, ni haga daño a los demás “.
    Y ese es el meollo de la cuestión, puedo hacer lo que quiera SIEMPRE que no haga daño, ni ponga en riesgo a los demás. Pero al llegar a este punto me hago la siguiente pregunta ¿ Y quien decide eso ?. Y aquí y como decimos en mi Castilla natal ” Para el carro que con la Iglesia hemos topado amigo Sancho “. Y por Iglesia ” Se entiende ” a toda clase de instituciones que ejercen un Poder, del que no es fácil librarse, atendiendo a SUS INTERESES, antes que a los de la ciudadanía. Y así, por ” Nuestro bien y por el bien de los demás “, cada día tenemos más trabas para todo, que sumadas simplemente es un cada vez apretarnos más el bozal, unas veces con motivo por supuesto, pero otras muchas, la mayoría de ellas diría yo, pues NO. Y Novak, con motivo o sin el, simplemente se ha aflojado un poco el bozal, a riesgo de saber que ” La Iglesia ” le daría una somanta de palos de las que hacen historia, como así ha sido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Roberto Rodriguez Vesga.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Sered.net que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad