IDOLOS CAIDOS

¿DONDE ESTAN LOS QUE APLAUDEN CUANDO SE ACABA EL HIMNO?

Disfrutando del último triunfo de Rafa Nadal y viendo la vorágine que genera, no he podido evitar acordarme de Blanca Fernández Ochoa.

Como  Rafa , Blanca  disfruto del éxito y vio izarse la bandera nacional con una medalla en el pecho. Sin embargo, por avatares de la vida, tuvo un infortunado final que nadie pudo o quiso evitar.

¿Qué han hecho las instituciones públicas y políticos que animan y apoyan a estos deportistas, y que se aprovechan de sus triunfos haciéndolos propios para sus intereses, para que no se repitan luctuosos sucesos como el sucedido con la esquiadora madrileña?

Nada que yo sepa.

¿Dónde van los que aplauden y jalean al ídolo, cuando el himno termina, las luces se apagan y acaba la fiesta? Probablemente a buscar otro con el que colgarse la medalla y utilizar su triunfo para sus propios intereses.

Introduzcan organismos españoles de apoyo a deportistas profesionales retirados en un buscador y observen con desolación los resultados. Todos queremos y necesitamos ídolos, y seguiremos buscándolos sin importarnos lo más mínimo su futuro, cuando termine su carrera profesional, y aparezcan otros problemas que no se solucionan a pelotazos

Comparte En Tus Redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Una respuesta a «IDOLOS CAIDOS»

  1. Bueno, el tema es muy sencillo, simplemente vamos hacia atrás como los cangrejos. Este asunto del llamémoslo EL ” CULTO A LOS ATLETAS “, me resisto a llamarlos deportistas, no es nada nuevo, viene del tiempo de los griegos CREADORES de los JUEGOS OLIMPICOS. En aquellos años cada ” Polis ” griega mandaba a unos Atletas, CIUDADANOS DE LA MISMA, a competir defendiendo su HONOR, contra atletas del resto de ” Polis ” griegas en los JUEGOS OLIMPICOS. Los ganadores pasaban a ser considerados SEMIDIOSES y ya tenían el eterno agradecimiento de su ciudad, de sus conciudadanos, y el futuro asegurado. Es más, era normal que llegaran a ocupar cargos políticos en la misma. Pero claro, eso pasaba en tiempos de los griegos, y no debemos olvidar que como dice el refrán ” Siempre fuimos más el numero de BARBAROS, que el de GRIEGOS “, y lo que tan bien has señalado es una perfecta muestra de ello. ¿ Soluciones ?, NINGUNA, por unos pocos RAFA NADAL tendremos cantidad de medallistas que se merecen mejor suerte que la de pasar al olvido, o a algo mucho peor. Pero que se le va a hacer, es lo que tiene ser unos BARBAROS…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Roberto Rodriguez Vesga.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Sered.net que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad