SILENCIO

SILENCIO Y ESCUCHA

El planteamiento general ante el confinamiento ha sido erróneo. Se vio como una obligación en vez de como una oportunidad.

Una gran oportunidad de estar en casa, y conocer nuevos rincones, descubrir facetas ocultas de las personas con las que convivimos, iniciar costumbres y aficiones diferentes, probar sabores desconocidos y aprender a afrontar los problemas desde otro punto de vista.

La vida es un continuo aprendizaje, que solo finaliza con la muerte. Y yo he descubierto muchas cosas en este confinamiento. La mejor de todas es el silencio. Muchas horas trabajando en soledad, leyendo y haciendo ejercicio, me han hecho valorar el silencio como el gran tesoro que es.

Y a la vez, valorar cuando es interrumpido y ESCUCHAR a quien lo hace. Lamentablemente la mayoría de las veces con palabras o ruidos que no mejoran en nada la maravillosa quietud que reinaba. Mucho de lo que decimos y escuchamos sobra. Pero, cuando surge algo que merece la pena ser oído, trascendemos la vulgar existencia y cobra sentido nuestra humanidad.

Por ello, quiero decir a todos lo que se dirigen a mí, qué si no van a decir algo realmente importante o interesante, simplemente NO HABLEN.

Comparte En Tus Redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

8 respuestas a «SILENCIO»

  1. No, no, mi afición me viene de lejos, en este encierro simplemente la he mejorado y me he superado, cosa que creía bastante difícil, pero en fin, con ganas, y poniendo voluntad, todo se logra.
    Y ya que hablamos de cosas que dijo, o hizo, Jesucristo, recordar al respecto que su PRIMER MILAGRO fue convertir Agua en Vino en las Bodas de Caná ( Galilea ), y en grades cantidades. El Evangelio de San Juan ( capítulo 2, versículos 1-11 ) menciona que fueron seis cántaras de las que se empleaban para guardar el Agua de la Purificación, que teniendo en cuenta lo que sabemos al respecto sobre el tamaño y capacidad de las mismas suponía la ” Respetable ” cantidad de unos 400 litros, cántara arriba o cántara abajo. Incluso algunos autores versados en estas cuestiones TEOLOGICAS cifran la cantidad en 600 litros, pero yo soy más prudente, ya que pienso que las cántaras a lo mejor no estaban llenas del todo.
    Vamos, TODA una DECLARACION DE PRINCIPOS sobre cual era ” Su mensaje de SALVACION para la Humanidad ” por parte del Hijo de Dios.
    Por lo tanto en el caso de ” Mi afición ” no creo que se pueda aplicar lo que dijo Jesucristo sobre ” El que esté libre de PECADO que tire la primera piedra “. Y 400 litros, o más, de BUEN y DIVINO vino así lo corroboran.

    Pako

  2. Yo siempre he defendido las virtudes del silencio,estar con uno mismo,fijarme en lo que estoy pensando,se parece mucho a la meditación.Esto es difícil pero efectivamente con esta situación lo estoy haciendo a menudo y es algo que valoro

  3. No eres la primera persona a la que la oigo algo parecido. Parece que sois bastantes los que como San Pablo en su ” Camino de Damasco ” habéis tenido algún tipo de ” Revelación ” durante este confinamiento , confinamiento que muchos lo habéis llevado como una especie de ” Ejercicios Espirituales” .
    Pero todo eso que mencionas, y que has descubierto con este encierro, no es nada nuevo, todo eso, y mucho más, ya se le ocurrió a un tal Bruno de Colonia, fundador de la Orden de LOS CARTUJOS.
    Solo existe una pequeña diferencia, los cartujos, eso lo llevan a rajatabla toda su vida por elección propia. Nosotros ” Los Sonidos del silencio ” los hemos descubierto a la fuerza y por unas circunstancias muy peculiares. Pero en cuanto nos abran otra vez los toriles, que parece ser ya va a ser pronto, veras como se nos pasa la tontera, y otra vez ¡¡¡ Fiesta !!! , y venga, más ¡¡¡ Ole, Ole !!!.
    Suele pasar, de vez en cuando, y en situaciones muy puntuales, nos viene el ramalazo espiritual, pero tampoco es cuestión de hacerle mucho caso.
    Yo en cambio soy de un, también bastante amplio grupo, pero más prosaico, que en este confinamiento en vez de meditar y elevar el Espíritu, hemos tirado de ofertas de la sección de bebidas de los supermercados, y en vez de elevar el Espíritu nos hemos decantado más por levantar copas y botellines de 1/3.
    ¿ Y cual de las dos opciones es mejor ?. Pues no lo se, solo se que para cuando nos abran los toriles, los de mi grupo, vamos a estar ” Más entrenados “.

    Pako

    1. Es cierto, no lo había contemplado como una “revelación”, pero es así. La “revelación” de que estaba absolutamente harto de que la gente me contase constantemente cosas absurdas de su vida que ni me importan ni me afectan, y al desaparecer la gente, he dejado de padecer esa situación, experimentando un bienestar del que hace mucho tiempo no disfrutaba. Respecto a su afición desarrollada en este periodo, es una de las circunstancias a las que me refería, pero obviamente no seré yo quien la juzgue o critique, porque como dijo nuestro señor Jesucristo; “quien este libre de pecado, qué tire la primera piedra”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Roberto Rodriguez Vesga.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.