EL PESIMISMO Y LA QUEJA COMO ESTILO DE VIDA

LA QUEJA EMPEQUEÑECE.

El 75 por ciento de nuestras conversaciones comienzan con una queja.Junto con el pesimismo se han convertido en un estilo de vida ampliamente aceptado por todos nosotros sin apenas darnos cuenta.

Muchos de nuestros diálogos tienen como eje conductor alguna de estas características o ambas a la vez. Ni con buenas noticias somos capaces de alejarnos de ellas. El “bueno, bueno”, “ya veremos”, “eso habrá que verlo”,

Se impone como un velo negro que nos impregna hasta el tuétano convirtiéndonos en seres grises y desconfiados que rechazan cualquier ilusión que genere alegría. Yo prefiero elegir el optimismo realista, como generador de esperanza e ilusión.

Cuesta exactamente lo mismo pensar que las cosas nos van a ir bien que mal, y el efecto que produce una elección u otra es diametralmente opuesto. El optimismo nos predispone a que lo bueno suceda, y realizaremos infinidad de actos inconscientes para ello.

Mientras que el pesimismo, es imán de las desgracias al atraerlas con esa actitud y pensamiento negativo. Y como está última elección es la más común y fácil de escoger es la más usada a pesar de ser perniciosa y nociva. Porque todo lo que implique esfuerzo y sacrificio como la elección optimista solo está al alcance de los valientes.

Comparte este articulo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Roberto Rodriguez Vesga .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Sered.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.